Saltar al contenido

El claroscuro como herramienta de volumen

Dibujos a lapiz
claroscuro, dibujos a lápiz

El claroscuro es el uso de la luz y la sombra en el dibujo o la pintura y se habla de valores altos cuando son claros y de valores bajos cuando son oscuros.
El universo nos ofrece gran variedad de objetos de formas muy distintas (esferas, cuadrados, prismas… ) y cada una de estas formas crean a la vez diferentes tipo de la sombra.
Aún con toda esa aparente variedad de formas, se distingue dos tipos en relación con la sombra, el contraste y el pasaje.

Contraste, cambio de la luz a la sombra de forma brusca y muy definida. Estos cambios los vemos en cuerpos con aristas, en los límites de una figura que  se recorta contra un fondo y en las sombras proyectadas.

Pasaje, cambio de de luz a sombra de forma gradual y continuo. Lo vemos en las formas curvas o cuando la luz pierde intensidad, como ocurre a medida que el cuerpo se aleja del la fuente de luz.

Así pues vemos que la cara plana de un cubo llevaría un tono uniforme que acabaría definidamente en la arista, mientras que en una esfera de degradaría de forma constante.

 

La sombra de classifica en dos tipos, la que se denomina sombra propia y la que es la sombra proyectada.

Sombra propia es la que dibuja en si la forma del propio objeto, la que va pegada al cuerpo y la que da la sensación de volumen 

Sombra proyectada es la que proyecta el objeto sobre un fondo o sobre otro objeto. La forma de esta no depende sólo de la propia del objeto, sino, que depende también de la superficie sobre la que se proyecta y de las características de la luz que ilumina los objetos. Así pues tenemos un objeto que puede proyectar diferentes formas dependiendo de la variación de los demás factores.

La percepción de los volúmenes depende siempre del contraste que se define entre los objetos y el fondo por medio de las luces y las sombras.

 

El valor de las sombras propias depende del color de los objetos, de modo que un objeto de color oscuro creará una sombra oscura y reflejará una luz que  nunca llegará a ser blanca, como mucho será del mismo tono que el objeto, la luz reflejada no podrá ser tan clara como la de un objeto blanco.

Son tres las funciones del valor en la composición:
1- Se encarga a través del contraste, la organización jerárquica de los elementos.
2- Acentúa las expresiones de la forma mediante las claves.
3- Representa el volumen y configura el espacio empleando adecuadamente el contraste y el pasaje.

El valor

El color de un objeto lo percibimos en tres dimensiones: por un lado vemos su grado de claridad u oscuridad lo cual se denomina valor; con posterioridad identificamos de que color es el objeto a esto se denomina tinte, tono o matiz y por último veremos el grado de pureza que tiene el color, a esto se le denomina saturación. Por lo tanto las tres propiedades que vemos de un color son tinte, valor y saturación.
El valor se presenta en una escala de valores que van del blanco al negro en una gradación de 9 valores.

Contraste de Valores:
Diferencia esencial de luminosidad en el campo de la percepción que hace posible la visión, lo que sería imposible en un campo totalmente homogéneo.
Las diferencias en la percepción visual se originan en 2 factores: las cualidades de las fuentes de luz y el reflejo de la luzsobre la superficie de los objetos en el campo visual.

Organizados en una escala de nueve grados, reconocemos tres zonas marcadamente diferenciadas: la de valores altos (claros), intermedios y bajos (oscuros).

Claves

El predominio de una de estas zonas en una composición determinará la expresión de la misma. A esta selección de los valores la denominaremos claves tonales.

Estas claves pueden ser de acuerdo a su grado de claridad u oscuridad altas, intermedias o bajas y de acuerdo con su extensión, es decir, con la cantidad de grados de valor que incluyen, mayores o menores.
En las claves mayores el valor que predomina puede estar acompañado por blanco y negros, permitiéndose así un máximo de contraste. En las claves menores la cantidad reducida de valores impone resultados de contrastes menos violentos.

Grafismos

El grafismo tiene una serie de conceptos al combinar elementos entre sí.
Agrupaciones: conjuntos de elementos relacionados mediante proximidad, semejanza, continuidad o simetrías.
Forma: tanto de cada elemento gráfico aislado como de las agrupaciones de elementos.
Contornos: partes límites de los elementos, que permiten distinguirlos de los demás y del fondo, pudiendo estar definidos mediante cambios de color o de saturación.
Ubicación: lugar que ocupa cada elemento gráfico o agrupación de ellos en el espacio de trabajo.
Tamaño: de cada elemento gráfico respecto los que le rodean.
Color: de cada elemento individual, de cada agrupación de elementos, disposición relativa de los elementos con color y armonía entre colores.
Contraste: intensidad de visualización de cada elemento con relación a los que le rodean y al grafismo completo.
Equilibrio: cada grafismo conlleva un sistema de referencia espacial que consigue un nivel de equilibrio mayor o menor.
Simetría/Asimetría: disposición espacial de los elementos que forman la composición gráfica.

En éste dibujo la mayoría de los trazos son paralelos y entrecruzados, tratando de imitar la dirección del plumaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *