Saltar al contenido

Diferencias del Grafito y el Carboncillo

El carboncillo y el grafito son dos herramientas de dibujo que en la práctica se presentan muy similares debido a que su empleo comparten características como el trazo, la trama, la línea o la mancha y muchas veces es difícil saber qué material ha sido el empleado en la obra.

A su vez, ambos pertenecen al grupo de las “técnicas secas” junto a las sanguinas, los pasteles, los lápices de colores, los crayones (Plastidecor, Manley etc.), las tizas y otros materiales que no precisan de ningún elemento líquido (agua o trementina entre otros).

Después de esta pequeña introducción…

¿cómo podemos elegir la herramienta que más se ajuste a nuestra composición creativa?

Dependiendo del resultado que queramos obtener, el material expresará de una manera u otra. Veamos sus diferencias y mejores aplicaciones.

El carboncillo:

Siendo una barrita de madera carbonizada, nos proporcionará facilidad de trazo y mancha, además de una gradación de gris a negro intensa y mate.

Dibujo a carboncillo
Dibujo con carboncillo sobre superficie porosa no blanca

Por lo contrario, en las pequeñas composiciones podría dificultarnos la delimitación y definición de los trazos, por eso se recomienda dibujar sobre soportes de medidas a partir de un DIN A3.

Consejo: Esta técnica resulta más fácil y placentera si se realiza a mano alzada y sobre un caballete o pared que nos impida apoyar nuestra mano en el papel. ¿Por qué? Los trazos serán más naturales y firmes además se producirán menos manchas por el contacto de la mano.

El grafito

Siendo un mineral muy compacto, proporciona a las composiciones diferentes matices de grises a negro con un brillo metalizado.

Es una herramienta de fácil uso y manejo por su presencia en la vida cotidiana (¿Quién no ha tenido un lápiz?), aunque aplicado en el dibujo requiere una dedicación y espacio para su dominio.

Dibujo con grafitos sobre superficie de papel poco poroso

Es una herramienta ideal para dibujos pequeños y esbozos, ya que no requiere de muchos cuidados más allá de evitar roces con la mano.

Permite un dibujo muy preciso y detallado.

Por el contrario, se presenta más difícil en el sombreado, ya que dependemos de la presión sobre el papel y la intensidad del lápiz.

Consejo: Trabajar con varios lápices de diferentes intensidades y presionar poco a la hora de dibujar.

Dibuja con lápices de grafito y carboncillo

Si tienes dudas lo mejor es que pruebes los dos materiales para ver cuál te gusta más, pero es muy probable que una vez lo pruebes te quedes con ambos ya que los disfrutarás de forma distinta.

Una cosa a tener en cuenta cuando dibujes con carboncillo es el tipo de borrador que necesitas ya que para esta técnica necesitas no usarás goma de miga de pan, sino, goma de borrar moldeable.

TRUCO: Según la superficie sobre la que se trabaje el carboncillo puede que este no quede pegado y corra el riesgo de ir soltándose, en este caso un sencillo truco es aplicar un poco de spray fijador sobre el dibujo, ésta hará de aglutinante fijando la viruta de carboncillo sobre el papel y ya se podrá guardar.

Lápices de grafito, carboncillos y borradores al mejor precio

Para que te animes a probarlo ahora mismo te dejamos una selección de grafitos, carboncillos y gomas de borrar al mejor precio.

También te puede interesar: